Entradas

LA IMPORTANCIA DE TESTAR

la importancia de testar

Este verano, época de descanso, vacaciones y de relax, vi interrumpido el mismo por un suceso inesperado, lo que los abogados denominamos fuerza mayor, un hecho imprevisible e inevitable, LA MUERTE. En muchas ocasiones nos coge a traición, no estamos nunca preparados para su llegada, pese a que todos somos conscientes que ha de llegar.

Mi abuela, decía que en toda casa debe haber un médico, un abogado y un cura, en mi familia tenemos de todo; por eso, este viernes 25 de agosto, recibí la llamada de una amiga, preguntándome por mi tío, “el cura”, un familiar suyo había muerto y por lo visto en verano, los servicios funerarios están colapsados y hay falta de sacerdotes; así que llame a mi tío y él de mil amores ofició la Misa.

Tras la Misa, me pregunté si las personas que estaban allí sabían el duro camino que se abría ante ellos, si eran conscientes que tras la muerte de cualquier persona se abre un penoso proceso burocrático, por el que sus herederos deben pasar, si quieren recibir los bienes de finado. El proceso será más penoso cuanto más inesperado sea.

La importancia de testar

Por eso, creo que aunque no seamos DALI, MONTSERRAT CABALLÉ o dueños de inmensas fortunas como los propietarios de BBVA o BSCH la realidad es que deberíamos dejar por escrito cuál es nuestra voluntad para dicho momento, es decir, debemos hacer testamento.

Una vez, nos hayamos decidido a dar el paso, debemos pensar qué queremos hacer, cómo queremos repartir nuestros bienes. Queremos que todos nuestros herederos reciban lo mismo, entonces instituiremos a todos por partes iguales; o por el contrario, queremos dejar a unos más que a otros. Creemos que nuestros herederos van a ser capaces de ponerse de acuerdo, o consideremos mejor que sea un tercero quien decida qué va a recibir cada uno. Queremos proteger a una persona especialmente…

Todas esas preguntas y muchas más son las que debemos plantearnos antes de testar, el fin del testamento no es otro que dejar las cosas en orden para el momento en que nosotros no estemos, es decir, el testamento permite que decidamos qué queremos que pase con nuestros bienes y, en parte, con nuestros seres queridos. El testamento le hace la vida más fácil a los herederos.

Alba Novell Vera, directora y fundadora de GW abogados