Entradas

EL DERECHO A EMPEZAR DE NUEVO.

banner 2 845x321 - EL DERECHO A EMPEZAR DE NUEVO.

Con la llegada del COVID muchas son las cosas que han cambiado en nuestra vida, el teletrabajo, el disfrute del tiempo libre, las reuniones con amigos y familiares, y dichos cambios han tenido una incidencia directa en la actividad empresarial de nuestro entorno. Muchos de los autónomos y pequeños empresarios que prestaban estos servicios o nos ofrecían sus productos para disfrutar del tiempo libre han visto reducida prácticamente a cero su actividad y en ocasiones, han expuesto su patrimonio, quedándose a cero, no sólo a cero sino debiendo mucho dinero que les impide afrontar el futuro con expectativas. Por ello, desde GLOBALWAY ABOGADOS, hemos decidido hacer una serie de artículos sobre los CONCURSOS de ACREEDORES, la negociación de deuda, y las segundas oportunidades, y por esta última vamos a empezar.

¿Cuántas veces has oído la frase “todo el mundo se merece una segunda oportunidad”?,
muchas ¿verdad? Este principio básico en las relaciones sociales, sin embargo, no había calado en el mundo del derecho mercantil, el empresario que se equivocaba, que tenía mala suerte, que pasaba por una mala racha en demasiadas ocasiones perdía todo su patrimonio.
Para evitar ese riesgo se crearon las sociedades capitalistas, sociedades anónimas y sociedades limitadas, en las que la responsabilidad del empresario quedaba limitada al capital social aportado para la constitución de aquellas; esta era la teoría. El problema es que las entidades financieras sabedoras de dicha limitación encontraron una vía para que el empresario siguiera respondiendo, los avales, las hipotecas, y no sólo el emprendedor sino también su familia, poniendo en riesgo el patrimonio familiar.
Como consecuencia de lo anterior, en diferentes ordenamientos jurídicos fue calando la idea de que el empresario, de buena fe, que había visto como fracasaba su negocio debería poder empezar de cero.
En España dicha idea toma forma a través de la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, conocida como Ley de la segunda oportunidad.
Sorprende que pese a que la ley ya cuenta con cinco años de antigüedad y que su nacimiento se produjo en plena postcrisis del año 2008 que dejó arruinados a muchos empresarios del sector de la construcción, la misma sea una gran desconocida para el público en general y para los empresarios en particular.
Esta norma pretende que tras un fracaso empresarial o incluso personales, la persona pueda empezar de nuevo y pueda rehacer su vida sin tener que arrastrar deudas de forma indefinida que no podrá satisfacer ni él ni sus herederos, os recordamos que por mor del artículo 1911 del Código Civil una persona responde de sus deudas con todos sus bienes presentes y futuros y que los herederos al aceptar la herencia, salvo que se haga a beneficio de inventario, se subrogan en todas las deudas del fallecido, haciéndolas suyas.
La finalidad de esta norma es que la persona que se ve en una situación de insolvencia real, pueda optar por un mecanismo similar a la de las empresas cuando acuden al CONCURSO DE ACREEDORES, esto es renegociar las deudas con sus acreedores y si el acuerdo es imposible empezar de cero. En los concursos de acreedores cuando no existe acuerdo la empresa se liquida, es decir “desaparece”; pero cuando hablamos de personas físicas dicha opción es imposible, por eso, el
REQUISITOS PARA ACOGERSE A LA LEY
Son estos:
1. – IMPOSIBILIDAD DE HACER FRENTE A LAS DEUDAS
Es decir, el particular o autónomo no puede tener ni dinero, ni activos, o dicho en otras palabras su patrimonio no es suficiente para hacer frente a las deudas.
Hemos de ser conscientes que el deudor que acude a este mecanismo deberá perder todos sus bienes para obtener el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho, y no sólo eso, en los próximos cinco años no deberá pasar a mejor fortuna, ya que en esos casos, los acreedores podrían reclamar el pago de las deudas exonerados, con los requisitos y condiciones establecidos en la ley.
Esta norma no es una manera de no hacer frente a las deudas, de esconder patrimonio (ya que en ese caso estaríamos ante un alzamiento de bienes) sino una segunda oportunidad que se le da al deudor de buena fe y precisamente esto LA BUENA FE es básica para obtener el referido beneficio, tal y como vamos a explicar en el siguiente apartado.

2. – EL DEUDOR DEBE SER DE BUENA FE. LA SITUACIÓN EN LA QUE SE ENCUETRA DEBE SER INVOLUNTARIA.
Es cierta que la definición de buena fe es controvertida. Por normal general se considera que un deudor ha obrado con buena fe cuando:
Ha negociado o intentado lograr un acuerdo sobre la deuda antes de iniciar el concurso.
No ha provocado de forma voluntaria su situación de insolvencia para acogerse a esta ley.
No se ha acogido a la ley en los diez últimos años: teniendo en cuenta que la Ley de Segunda Oportunidad es de 2015, si alguien se ha acogido ya, no podría volver a la segunda oportunidad.
No haya cometido delitos de tipo económico de ningún tipo.
No haya rechazado dentro de los 4 años anteriores a la declaración de concurso una oferta de empleo «adecuada a su capacidad».

En cualquier caso, antes de plantear un CONCURSO DE PERSONA FÍSICA, de intentar acogerse a los beneficios de la ley de segunda oportunidad, aconsejamos estudiar el caso para evitar problemas de última hora.
Desde GlobalWay Abogados apostamos por el derecho preventivo y la mejor manera de evitar sorpresas a futuro es asesorarse desde el inicio por un abogado que conozca la empresa/empresario, la actividad y sus necesidades; en muchas ocasiones un buen contrato evita un mal juicio y la modificación de una cláusula de afianzamiento o de indemnización el fin de una actividad empresarial o profesional exitosa.
Para cualquier duda o consulta estamos a vuestra disposición, no dudéis en contactar con nosotros bien telefónicamente: 932418535 o bien a través de nuestra página web o del email: www.gwabogados.es: info@gwabogados.es

En Barcelona a, 19 de abril de 2021

Globalway Abogados

LAS NUEVAS MEDIDAS APROBADAS POR LA GENERALITAT PARA LOS NEGOCIOS

Video 460x321 - LAS NUEVAS MEDIDAS APROBADAS POR LA GENERALITAT PARA LOS NEGOCIOS

No todo iban a ser malas noticias, desde GLOBALWAY ABOGADOS queremos ayudaros con vuestro día a día, y hoy vamos a explicaros cómo podéis solicitar una reducción de la renta de vuestro local de negocio.

¿Tienes un negocio? ¿Te ha afectado la actual pandemia de la COVID-19? ¡Este artículo te interesa!

El pasado 22 de octubre se publicó en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña el Decreto ley 34/2020, de 20 de octubre, de medidas urgentes de apoyo a la actividad económica desarrollada en locales de negocio arrendados, que te resumimos a continuación:

Las medidas serán aplicables a aquellos negocios que se hayan visto afectados por medidas que supongan una suspensión de su actividad, es decir que, por ejemplo, si tienes un restaurante y has tenido que cerrar por las medidas adoptadas por la Generalitat, podrás solicitar las medidas aprobadas por esta nueva norma.

. – ¿En qué consisten esas medidas? Se propone una modificación “razonable y equitativa” de las condiciones del contrato. Además, a partir del momento en que se proponga modificar el contrato, el arrendador (dueño) no podrá emitir factura por la renta y demás conceptos hasta que se llegue a un acuerdo, pero todo ello en un plazo máximo de 1 mes.

Si llegas a un acuerdo con el dueño, perfecto, enhorabuena, “has podido salvar los muebles”, en cambio, si no hay manera de alcanzar un acuerdo en ese plazo de 1 mes, existen estas posibilidades:

1.-Si has tenido que suspender toda tu actividad, la renta deberá reducirse en   un 50 %.

2.- Si, por el contrario, la suspensión de la actividad es parcial, es decir, solo       puedes unas      un % de tu local, la renta deberá reducirse “en una proporción igual a la mitad de la      pérdida de aprovechamiento del inmueble”.

                Estas reducciones se aplican desde el momento en que requieras al dueño de la              obligación de aplicación de las mismas.

                3.-para el caso de que las medidas de restricciones se vayan a aplicar durante   más de 3              meses, a contar desde el 22/10, se puede desistir del contrato, por parte del arrendatario,          sin ninguna penalización.

. – ¿Y si hago delivery? ¡Las medidas se pueden aplicar de todas formas!

. – ¿Y si, aplicando estas medidas, tampoco puedo pagar? Se puede imputar el pago de rentas a las garantías constituidas a la firma del contrato, menos a la fianza legal. Eso sí, se tendrán que devolver las cantidades en un plazo de 1 año, desde que cesen las restricciones, y, en todo caso, antes de que finalice el contrato.

. – Ya había llegado a un acuerdo antes de estas medidas, ¿qué puedo hacer? De acuerdo con la Disposición transitoria única: “La parte arrendataria puede hacer uso de las facultades que le atribuye este Decreto ley con independencia de los acuerdos a qué hubieran llegado las partes contratantes, respecto de las contingencias que se prevén, antes de su entrada en vigor”, es decir, no importa que hubiera pacto previo, puedes solicitar la aplicación de dichas medidas, siempre que sean más beneficiosas que las que hubieras pactado anteriormente.

Esperamos haberte ayudado y disuelto todas tus dudas,

Para más consultas comunícate con :