Esta Ley modifica el sistema de liquidación de cuotas a la Seguridad Social, que a partir de ahora consistirá en un cálculo individualizado de la cotización correspondiente a cada trabajador, frente al actual sistema de autoliquidación de cuotas.

El cálculo individualizado lo realizará la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) en función de la información que ya obra en su poder, en cumplimiento de las obligaciones del sujeto responsable de la cotización en materia de inscripción de empresas y afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de trabajadores, como la que deba ser proporcionada en cada período de liquidación.

Tanto la citada información como la solicitud de la liquidación deberán efectuarse hasta el penúltimo día natural del mes reglamentario de ingreso. La TGSS efectuará las deducciones correspondientes, así como la compensación del importe de las prestaciones abonadas en régimen de pago delegado.

Se prevé el desarrollo reglamentario del nuevo sistema de liquidación en el plazo de tres meses a partir del 28 de diciembre de 2014, es decir, antes de 28 de marzo de 2015.

En cualquier caso, la implantación del nuevo sistema será progresiva, y su aplicación inicial se hará de forma simultánea a la del modelo actual de autoliquidación de cuotas. A este respecto, la TGSS dictará resoluciones acordando la incorporación en el nuevo modelo de los sujetos responsables de la obligación de cotizar, y estos deberán hacerlo a partir del día primero del mes siguiente a la notificación de la resolución. Será obligatorio aplicar este sistema a partir del tercer mes natural siguiente al de la incorporación al mismo, sin perjuicio de que el sujeto responsable pueda aplicar el nuevo sistema con anterioridad.

Esta Ley también modifica la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social (Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto), concretamente determinados apartados de los artículos 21, 22, 23, 39 y 50 en materia de Seguridad Social, tanto a efectos de su adaptación al nuevo sistema de liquidación directa de cuotas, como para introducir dos nuevos tipos infractores:

§ Infracción grave: incumplimiento de la obligación empresarial de comunicar a la TGSS el importe de todos los conceptos retributivos abonados a los trabajadores, contenida en el artículo 109.3 Ley General de la Seguridad Social (LGSS).

§ Infracción muy grave: ocultación o falseamiento de los hechos determinantes de la responsabilidad derivada en el pago de cuotas.